Terra Madre Salone del Gusto

Terra Madre-Salone del Gusto, el más importante acontecimiento internacional dedicado a la cultura de la alimentación, se celebra en algunos bellos rincones de la ciudad italiana de Turín. Slow Food, la Región Piamonte y la Ciudad de Turín han tomado juntos una decisión acertada, convirtiendo la feria en una manifestación más popular pero llena de encanto.

La undécima edición de Terra Madre-Salone del Gusto, el más importante acontecimiento internacional dedicado a la cultura de la alimentación, se ha celebrado este año en algunos bellos rincones de la ciudad italiana de Turín.
Slow Food, la Región Piamonte y la Ciudad de Turín han tomado juntos una decisión acertada, convirtiendo la feria en una manifestación más popular pero llena de encanto.

Durante cinco días, una multitud de personas han paseado, observado, degustado o comprado algunas de las excelencias gastronómicas de las empresas participantes. Un sinfín de productos y Presidios Slow Food tales como el pan antiguo de Marocca di Casola (hecho con harina de castaña, trigo y patatas hervidas); el Sésamo de Ispica; el ajo rojo de Nubia; la trufa negra; los helados artesanos preparados al momento por expertos artesanos con una maquina de hace cien años y las almendras ecológicas de Toritto, entre otros, han cautivado al público.

PAN ANTIGUO Y HELADOS ARTESANOS

terra madre

PRESIDIO SLOW FOOD “MANDORLA DI TORITTO”

La almendra de Apulia junto con la siciliana es la progenitora de la producción autóctona nacional. Desde 2004 se crea el Presidio Slow Food “Mandorla di Toritto” para potenciar el territorio del municipio de Toritto, situado en la región de Apulia.

Las variedades de almendras de esta zona, llevan el nombre de ilustres ciudadanos de Toritto: el “Antonio De Vito”, el Genco y el “Filippo Cea” (de los cuales el Planta “madre” en el área de Matine di Toritto). Esta última, en particular,  tiene características de excelencia: un alto contenido en aceite y ácidos grasos poliinsaturados, una acidez muy baja y un sabor intenso pero, al mismo tiempo, equilibrado, con notas finales de mantequilla.

Un recurso precioso e insustituible para algunas zonas del sur de Italia y no solo por las semillas preciosas, aceitosas y ricas en vitaminas y proteínas: las hojas son un excelente pienso, especialmente apreciado por las ovejas; las cáscaras y las conchas son aptas para la producción tradicional de carbón vegetal, mientras que las cenizas de las conchas, ricas en potasio, son un excelente fertilizante natural.

La almendra es uno de los principales protagonistas de la pastelería de Apulia, como por ejemplo las tartas “Pasta Reale” y  “Torte rosate”.

almendras

COCINA, CHARLAS Y DEBATES

No podían faltar los talleres de cocina, las charlas y los debates con expertos del sector que han tratado temas tan cruciales como por ejemplo el de la producción y del consumo de carne y la necesidad de una gestión sostenible de la misma (en los últimos setenta años el consumo mundial de carne se ha multiplicado por seis, pasando de 45 millones de toneladas al año en 1950 a los actuales 300 millones de toneladas, y en 2050 las necesidades previstas de carne serán de 500 millones de toneladas, diez veces respecto a 1950 y el doble de lo actual).

En otra conferencia, José Bové ha declarado que «la reciente fusión entre Bayer y Montsanto es un episodio muy grave, en tanto que nos sitúa ante la creación de una corporación gigante que controla las semillas, los fertilizantes, los herbicidas y los pesticidas (sin mencionar las medicinas que tratan cualquier consecuencia que estas puedan tener sobre la salud) todos a la vez.»

Carlo Petrini, el presidente de Slow Food, ha subrayado que: «El poder de las multinacionales agrícolas y alimentarias está creciendo constantemente, mientras que la especulación financiera sobre los productos alimenticios está influyendo en el sustento así como sobre la propia supervivencia de millones de granjeros por todo el mundo”.
Para concienciar y afirmar que nuestros alimentos no pueden depender de las decisiones que se tomen en los consejos directivos que se preocupan por las ventas, los beneficios y los dividendos, 7.000 granjeros, artesanos alimentarios, pescadores, indígenas, activistas y líderes de Slow Food y ciudadanos de 143 países desfilaron por las calles del centro de Turín. “Una multitud cuyo objetivo es partir del nivel comunitario para cambiar las normas impuestas por una economía que está arruinando las vidas de los más débiles entre nosotros.» comentó Petrini.

La feria ha sido también el marco adecuado para presentar oficialmente la “Cultura de la Trufa” como candidata a bien inmaterial UNESCO;  la solicitud fue formulada por la Asociación “Città del Tartufo” junto con el “Centro Nazionale Studi Tartufo”.